¿Cuál es la causa de tu aflicción: las cosas mismas o tus opiniones sobre la cosas?

Los hombres se ven perturbados no por las cosas, sino por las opiniones sobre las cosas. Como la muerte, que no es nada terrible -pues entonces también se lo habría parecido a Sócrates- sino que la opinión sobre la muerte, la de que es algo terrible, eso es lo terrible. Así que cuando suframos impedimentos o nos veamos perturbados o nos entristezcamos, no echemos nunca la culpa a otro, sino a nosotros mismos, es decir, a nuestras opiniones. Es propio del profano reclamar a los otros lo que uno mismo ha hecho mal; el reclamarse a sí mismo, propio de quien ha empezado a educarse; propio del instruido, el no reclamar ni a los otros ni a sí mismo.

Epicteto, Manual, 5.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Cuál es la causa de tu aflicción: las cosas mismas o tus opiniones sobre la cosas?

  1. Leí el texto en casa y decidí colgarlo por si a alguien le interesaba o servía de algún modo. Me alegra comprobar que ha sido así.

    Un saludo, Leicca.

  2. Pero, podremos generalizar? Y, como podemos generalizar el sufrimiento en si? Ciero es poner ejemplos aislados, nos servirá para unas causas, pero nos lleva a preguntarnos sobre el origen el sufrimiento humano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s