Levantando el velo

Hoy he encontrado en Hilván de niebla estas impresionantes fotografías de Ana Álvarez-Errecalde, tituladas El nacimiento de mi hija, todo un bofetón a la imagen aséptica del parto, en el que además la mujer adopta un rol pasivo.

NacimientohijaFotografa(1)

nacimientohijafotografa(2)

“Desde el comienzo de mi embarazo soñaba con hacerme una foto unida a mi bebé por el cordón umbilical. Esto surgió en un intento de contrarrestar tantas maternidades “de película” (literal y metafóricamente hablando) que tanto el cine, la publicidad y toda la historia del arte vienen enseñándonos. Estas maternidades refuerzan el estereotipo surgido a partir de las fantasías heterosexuales masculinas, en donde existe la dualidad madre/puta, siendo sacralizado todo lo relacionado a la “madre” (maternidad con velo incluido).Se refuerza la imagen de la mujer no como protagonista y héroe, sino como alguien enfermo, fuera de control, alguien que requiere asistencia. Una vez más, se toma a la mujer como objeto, y el objeto no sangra.

 

Con estas fotos me interesaba mostrar una maternidad desde mi experiencia, en donde para parir me abro, me transformo, sangro, grito y sonrío. Sonrío porque el dolor me acerca a mi hija, sonrío porque el dolor me demuestra lo fuerte que soy, sonrío porque soy protagonista, sonrío porque soy héroe.

Refutando la idea de fragilidad culturalmente aprendida, me interesa mostrarme en control de mi experiencia. Estoy de pie, con la placenta aún dentro mío, con mi bebé unida a mi por el cordón; y hago lo que me da la gana, decido cuando detenerme, hacer la foto y mostrarme.

A un nivel más histórico me interesa levantar el “velo”. Mostrar una maternidad menos virginal. Una maternidad vista desde el arquetipo de la mujer-primal, la mujer bestia que no tiene NADA prohibido. Una maternidad no desde los ojos de Eva (el castigo divino de “parirás con el dolor de tu cuerpo”) sino vista a través de los ojos de Lucy (la primer humanoide).” Texto extraido de Hangar.org

Anuncios

11 pensamientos en “Levantando el velo

  1. La cultura que nos fuerza a ocultar nuestro ser animal separa de forma rotunda y confusa la corporalidad de la escatología. La asepsia no es capricho. Entre lo que no se ve están los organismos patógenos; entre lo que quizá no hay necesidad de ver… algunas fotos con propósitos discutibles. Un bonzo ardiendo llega a símbolo para adultos porque el rechazo no se limita a la dureza.

  2. las fotos son impactantes. transgreden la intimidad de un momento intenso… pero más que la visión de la sangre y la placenta, lo que me impacta es la posición (de pié) de la madre y el fondo blanco, la luz intensa… tan alejadas del ambiente que una busca generalmente durante el parto : un espacio cálido, conocido, lleno de objetos y olores conocidos.

    es sacar el cuerpo de la parturienta de su contexto… es desencarnarlo de cierta manera.

  3. Discrepo… Creo que tiene toda la razón en apropiarse de su cuerpo y de su parto, en un país donde la práctica común es someterse a unos protocolos antediluvianos, impuestos por comodidad institucional, que contradicen las recomendaciones de la OMS y del propio Ministerio de Sanidad. Está más que demostrado que cuando el parto es tuyo y lo llevas de manera natural, las cosas tienden a salir bien. Ahí está, feliz… en vez de victimizada y pasiva. ¡Brava!

  4. Ah… una postdata, para la persona que defiende la asepsia: ¿sabías que en el último trimestre del embarazo se crea una circulación enteromamaria, por la que microorganismos que colonizan el intestino pasan a colonizar las glándulas y los conductos mamarios, con el fin de que con la lactancia se transmitan estos microorganismos al intestino del bebé? Así adquieren una flora compleja y viva que les ayuda a desarrollar su sistema inmune. Si, en cambio, de manera profiláctica, a los bebés se les dan antibióticos que ‘maten gérmenes nocivos’, lo que se consigue es matar a la flora bacteriana buena, sobreviven cepas virulentas que han desarrollado resistencia al antibiótico, y el bebé empieza a tener cólicos, etc.

    ¿Sabías, también, que los niños criados entre algodones, en casas híper-limpias, son mucho más alérgicos que los niños criados en ambientes naturales? No han podido desarrollar su sistema inmune y sí han sido expuestos a multitud de toxinas irritantes y cancerígenas presentes en los productos de limpieza.

    Lo bueno de informarte es que descubres cosas que pueden contradecir tus principios…

  5. Hasta el derecho de apropiarse del cuerpo de uno mismo tiene sus límites, el de disponer del de otro sujeto, más todavía. Siento que la asepsia y minimizar riesgos de remotísima probabilidad no sean para mí la parte discutible del asunto. Mi integrismo va tan lejos que llega a oponerse al piercing.

  6. Ana: Comparto con vos todo lo que sentiste en ese momento, pues exactamente así lo he sentido yo a través de mis 8 partos naturales, claro que en el 8º y último estuve mucho más civilizada, creo que aprendí a conocerme y a no temerme tanto a mí misma. La naturaleza es maravillosa, es más en ese momento asimilas su poder, pues como buenas hijas que somos de ella nos reconocemos en el encuentro de nuestro retoño y su teta.
    En cuanto a la asepsia, como dicen en el campo (Argentina) “chancho limpio nunca engorda”, bueno tampoco la dejadez total.
    Te mando un beso estas hermosa con tu abrojito enganchadita a la teta. Sencillamente adorable.

  7. Me parece que el nacimiento de un hijo debe ser en las mejores condiciones, un ambiente cálido, luz tenue, música suave y adecuada, la idea es que el bebé se sienta cómodo y el cambio no sea tan fuerte para él, si es acuático mucho mejor, considerando que éste pasa 9 meses en este ambiente, por lo que no me parece la fotografía de esta chica con su bebé así, en brazos y con toda esa sangre, es asqueroso y chocante. De hecho considero innecesario parir naturalmente, ya que uno asusta al bebé con gritos y el ambiente se vuelve tenso. Creo las dos mejores formas son si es parto natural (acuático) y si es parto en un centro (cesaria), protegemos tanto al bebé de que no sufra por la salida, que se le enrolle el cordón umbilical en el cuello, etc. y a la madre, pues no hay para que sentir dolor, eso es masoquismo, estamos en otro siglo dejemos atrás la prehistoria.

  8. ¿porque mostrarse al mundo fisicamente asi desnuda si ya se sabe que solo las mujeres pueden parir y tener hijos? por razones de orgullo,quizas que quieres mostrar tu cuerpo, o acaso todo ese sangrerío por todo tu cuerpo, exactamente el parto es íntimo tu y tu bebe, en un lugar calido. Integridad de la mujer fisica y espirutual. Por favor no hagan esto no esta bien a los ojos del Dios Padre, creador del universo, tengan temor a Dios, traten de agradarle a el , no a ustedes mismos. MUJER¡ CONSERVATE ASI UNA MUJER¡ entregate a Jesucristo, y veras mas alla de tu orgullo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s