Sin título


Lo que me falta es tu inconsciencia

vertida inacabable en lágrimas de sangre

Y en excesos.

Y vuelves a llenarme la copa.

Lo que me falta,

es la agilidad de mi cuerpo adelantado,

el giro de mi cabeza,

y las pinzas caídas al borde de mi trenza.

Lo que no tengo,

es el reloj detenido

y las noches sin horas,

porque mañana era hoy también y no hay cansancio.

Porque no tienes más prisa

que la de llenar mi copa.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s