7/05/05, Recoletos

LA CARTA

Gato barato, sucio, solo

En la calle husmeando una carta

Que alguien sacó de su sangre. Mira

Palabras tiradas, las huele

Como hay que oler las palabras. Como él,

Que las ve lejos de cerca.

La carta tirada está ahí,

Lamida por la noche.

El gato la mira y la huele.

Nadie más.

Juan Gelman


(…) ¿Qué contendría ese sucio papel, ennegrecido por la mugre? O más bien ¿qué no contendría? Y sin embargo, fue desechada con amarga displicencia, por las adoradas manos de a quien iba dirigida. Fue tirada a la calle, como una inmundicia más. Una carta que alguien escribió con su sangre, como aquella que llevaba metida en el pecho Miguel Hernández. Ahora solo la mira y la huele un gato callejero, que pronto se aburrirá de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s