3-15

Para M.

con amor


Siéntate junto a los pies de mi cama,

porque no sé cómo llorarte,

cómo seguir llorándote,

cómo terminar de llorarte.

 

Trae tus frágiles huesos

junto a mi piel y mi pijama

y hagamos algo juntas.

 

No olvido que nosotras no pudimos

que no supimos

sacar a este perro del vientre,

desenredar los hilos y volver a casa,

 

por eso te pido que lo intentemos ahora

 

ahora que tu cuerpo carece del miedo, de la sangre

y de la vida,

 

ahora que quizá sepas más que yo,

más que entonces,

que quizá entiendas.

 

Tan solo ven y quédate un buen rato,

este invierno y la primavera.

Aún es demasiado pronto para que te marches.

Anuncios

4 pensamientos en “3-15

  1. Hola dabor:
    Fue bueno para mí escribirlo y me alegra que algo de esa capacidad curativa y reconfortante que tienen las palabras haya llegado hasta a ti. Gracias por comentar. Espero verte de nuevo por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s