Sangría de luz

Se desangra la casa de la luz.

Bate la cortina roja sobre la ventana abierta

y escapa el sol a borbotones.

Remonta el río la corriente hacia el manantial.

La Lejana enrolla el ovillo de ardientes hilos

y descose las plumas de los huesos.

Huye el calor de las paredes enyesadas

Y llega la sombra

El chasquido de la madera abriéndose

La mandíbula apretada

El corazón nitrogenado

El frio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s