Abre las piernas, amor mío

Lo bueno de no saber casi nada de poesía es que cualquier día puedes hacer un gran descubrimiento. El pasado fin de semana Janine Aeply, hoy Miguel Óscar Menassa. Lugar: El sexo no cae.

El primer verso, el mejor. Casi podría haber acabado ahí. Algo así:

Abre las piernas, amor mío.

Olvídate de ti.

Pero es que yo siempre ando con las tijeras y el subrayador en la mano, tras un lenguaje preciso y breve. Palabras que caben en una espiración; o entre dos gemidos.

A continuación, el poema.

Abre las piernas, amor mío.

Tu voz rozando mi cuello, mis pezones,

mi bajo vientre acongojado por el amor,

se cuela entre los pliegues de mi sexo,

húmedo y estremecido sexo del encuentro.

Abre las piernas, amor mío,

abre esas piernas, hembra mansa,

da un paso más, olvídate de ti.

El viento se detiene en el vértigo,

arranca mi piel en destellos de luz.

Cuando regreso, despeinada y maltrecha,

me sonríes desde la blancura de una página.

Abre las piernas, amor mío,

abre las piernas como para volar,

abre las piernas, amor mío,

demos un paso más…

Del libro El sexo del amor de Miguel Oscar Menassa

Anuncios

2 pensamientos en “Abre las piernas, amor mío

  1. Sigue buscando… muchas veces, se encuentra.
    ¿Nos vemos el 18? Si no, habrá que dejar algún otro hueco para la poesía.

    Besos

  2. Sigo, sigo. Me lo tomo seriamente. El 18 no podré, pero habrá que buscar huecos. La poesía y los huecos se entienden.
    Besillos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s