Como pez fuera del agua

El pez

se asfixia en este agua demasiado liviana

carente de materia.

Su boca malherida

dibuja una pregunta,

no comprende por qué le sacan de la cálida marea.

Dedos huesudos escarban entre las agallas

y abren su cuerpo rosado.

Toca el sol su carne húmeda,

se seca su piel azulada.

Y el pez mira,

(¿me mira?)

aterrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s