Paseo vespertino

Como un tronco retorcido

sienten mis caderas esta tarde urbana y mía.

 

Rugosa mi sangre dentro.

 

Y advierto

que hurgarás entre las venas de mi grupa

y te agarrarás a ellas.

Tus labios, apretados,

besarán tu propio aliento

besando tu beso de fuego.

 

No importa si no es ahora.

 

Mía es la tarde y el árbol acuchillado.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Paseo vespertino

  1. perro es, como todos (bueno no, está Cat) pero no habita su naturaleza perruna, sino que vive como perro-fantasma… o eso le pareció a mi herida.
    Gracias por la visita, me gustó mucho de lo que leí en tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s