Vuelve la filosofía a Jonia

Ya es hora de reordenar las piezas y montar el puzzle. De unificar. De integrar.

Florecejonia nació sin propósito definido a raíz de un curso sobre Filosofía para Niños y TIC. Desde entonces, varió de propósito y albergó diversos tipos de textos. Hace cosa de un año y medio sufrió un cambio esencial, dejé de escribir reflexiones en él y lo limité a ser el lugar donde publicar poesía o algo parecido. Me llevé la filosofía a otro lado. ¿Por qué? Pensaba que difícilmente el cuerpo, los sentidos y las emociones podrían convivir con la reflexión sin despertar conflicto, que mi imagen como filósofa requería seriedad y nobleza, especialización. Hasta que me he dado cuenta de que tal conflicto no existe. No existe en mí, que voy solando lastre y encontrando mi propia manera de hacer filosofía. No existe en algunos otros, que insisten en decirme que hay pensamiento donde yo veo un gemido, silencio o dolor. Y en el resto, los que trazan barreras y límites, los que llaman al orden, a la construcción de una imagen vendible y decente, al cálculo y a estrategias que me son ajenas… quizá no escriba para ellos. O, quizá, después de todo, esto no sea para tanto. Sed indulgentes. Sé que también sois curiosos. Soy solo yo. Siempre la misma sobre el teclado. Yo, cuando escribo “pensamiento”; yo, cuando escribo “vientre”. Es hora de simplificar. Simplifiquemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s