Mientras se espera vivir, la vida pasa

No se nace más que una vez, dos veces no está permitido. Es pues necesario que ya no estemos para toda la eternidad; más, tú, que no eres dueño del mañana, aplazas de nuevo para mañana la alegría. Sin embargo, la vida se consume en vano en esos plazos y cada uno de nosotros muere sin jamás haber gozado de la paz.

Epicuro.

Hay gentes que no viven la vida presente: es como si se prepararan, consagrándole todo su entusiasmo, a vivir quién sabe qué otra vida, pero no ésta, y mientras lo hacen, el tiempo se va y se pierde. No se puede volver a poner en juego la vida como un dado se vuelve a lanzar.

Antifón